El concierto en la azotea del edificio Apple

30 de enero de 1969, 12 pm – En la azotea del edificio Apple, en Londres, los Beatles ofrecen su última actuación en directo, el cual formo parte del final de la película Let it be.

Esa mañana Mal Evans y Neil Aspinall montaron los instrumentos como antaño y los Beatles, con Billy Preston, se instalaron en la azotea del edificio Apple en Saville Row, Londres. El tráfico se embotelló, ya que una multitud de gente aprovechó la hora del almuerzo para reunirse en la acera frente al edificio, y todas las ventanas y azoteas cercanas se llenaron rápidamente con oficinistas del West End, que tuvieron una vista privilegiada del ultimísimo concierto de los Beatles.

La policía trató de pararlo, pero los guardias de seguridad de la puerta de Apple, de un lado, y del otro la resistencia de la policía a tirar del enchufe en un acontecimiento tan extraordinario, hicieron que el grupo tocara durante cuarenta y dos minutos.

30 de enero de 1969, los Beatles en la azotea del edificio Apple

30 de enero de 1969,

Los Beatles comenzaron con un ensayo de Get Back mientras las cámaras se instalaban correctamente. Luego siguieron con otra versión de Get Back. Una edición de estas dos versiones se incluyó en la película Let It Be. Después Lennon dijo: We’ve had a request for Daisy, Morris and Tommy.

La tercera canción fue Don’t Let Me Down, como aparece en la película Let It Be. Luego siguieron con I’ve Got A Feeling, que fue utilizado en la película y en el álbum. Al final de la canción se le oye a Lennon diciendo:  Oh my soul, so hard.

Tras una breve pausa continuaron con One After 909, versión que también fue utilizado en la película y en el álbum.

Luego siguieron con Dig A Pony. Pero primero hicieron una versión de ensayo y Lennon pidió la letra. Fue entonces cuando un ayudante tuvo que arrodillarse delante de John con la letra apoyada en una carpeta. Al final de Dig a Pony, se acabo la cinta y Alan Parsons colocó un nuevo carrete. Para darle tiempo a Alan, los Beatles y Billy Preston interpretaron una versión de God Save the Queen.

El show continuó con otra versión de I’ve got a feeling y Dn’t let me down,

La última canción fue Get Back, aunque en ese momento los Beatles casi dejaron de tocar porque llegó la policía en la azotea. Los oficiales exigieron a Mal Evans que apague los amplificadores Fender. Él obedeció, pero Harrison de inmediato exigió que volviera a prender.

Paul improvisó lo siguiente: “Has estado tocando por las azoteas otra vez y ya sabes que a tu madre no le gusta. ¡Ella te hará arrestar!“.

Al final de la canción, Maureen Starkey, (esposa de Ringo) estalló en grandes aplausos y gritos, haciendo que Paul volviera al micrófono y se lo agradeciera: “¡Gracias, Mo!”. Luego John agregó su famosa frase: “Quiero dar las gracias en nombre propio y del grupo, y espero que hayamos pasado la prueba”.

29 de enero de 1969, los Beatles tocando en la azotea del edificio Apple

30 de enero de 1969, los Beatles tocando en la azotea del edificio Apple

Ese día 30 de enero de 1969 fue un día frío con un viento helado que soplaba en la azotea. Para hacer frente a esta situación, John Lennon tomó prestado el abrigo de piel de Yoko Ono y Ringo Starr se llevó el impermeable rojo de su esposa Maureen Starkey.

El tráfico en Savile Row y las calles vecinas quedaron bloqueadas, hasta que la policía entró al edificio y ordenó al grupo que dejara de tocar.

El show, de 42 minutos, fue grabado en dos máquinas de ocho pistas con la producción de George Martin,  Glyn Johns como ingeniero de sonido y Alan Parsons como operador de cintas.

Alan Parsons recuerda: Ese fue uno de los días más grandes y más emocionantes de mi vida. Ver a los Beatles tocando juntos y conseguir una respuesta inmediata de la gente alrededor de ellos, cinco cámaras en el techo, cámaras en las calles, en el camino, era simplemente increíble.

George Harrison: Fuimos a la azotea con el fin de resolver la idea de un concierto en vivo porque era mucho más sencillo que ir a otro lugar. También nadie había hecho eso, y era interesante ver lo que pasaría  cuando empecemos a tocar allí.  Instalamos una cámara en la zona de recepción de Apple, detrás de una ventana para que nadie pudiera verla, y filmamos a la gente que venía. La policía y todo el mundo  entraba diciendo: “No pueden hacer eso! Ustedes tienen que parar. “

FUENTE: Los Beatles día a día de Barry Miles.

Una respuesta to “El concierto en la azotea del edificio Apple”

  1. manuel l. Says:

    Cuando lo vi en la pelicula,en un cne,me parecio un momento unico,lleno de nostalgia,de epica rockanrrolera.Una imagen que me llego al fondo y se me quedo grabada,un momento unico de los que ensanchan el alma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s