Sesión de grabación, In Spite Of All The Danger y That’ll Be The Day

12 de julio de 1958 – En un estudio casero llamado Phillips Sound Recording Services los Quarrymen graban las canciones In Spite Of All The Danger That’ll Be The Day. Canciones compuestas por McCartney y Harrison y Buddy Holly respectivamente.

El estudio era propiedad de Percy F Phillips y estaba ubicado en la parte trasera de su casa en el 38 de Kensington, Liverpool. Allí los Quarrymen grabaron las dos canciones por 17 chelines y 6 peniques. Solo se hizo una copia del sencillo en un disco de 10 pulgadas de aluminio y acetato disponible en 78 rpm. Las cintas utilizadas para la grabación fueron destruidas al día siguiente. Las canciones fueron grabadas con un solo micrófono y fue la primera sesión de grabación de John, Paul y George.

La fecha precisa de la grabación esta en discusión según los antiguos miembros de los Quarrymen. De acuerdo a una placa instalada en la pared frontal del antiguo estudio en 2005 menciona el 14 de julio de 1958 como fecha de la sesión, aunque en el libro de registros del estudio fue anotado el 12 de julio de 1958 una sesión de grabación con un grupo de skiffle. 

Participaron en la grabación John Lennon, Paul McCartney, George Harrison John Lowe (antiguo compañero de colegio de McCartney). Colin Hanton quien era miembro de la banda en ese entonces no participó en la grabación.

Paul McCartney; Cuando conseguimos el disco el acuerdo era que lo tendríamos por una semana cada uno. John lo tuvo una semana y me lo pasó a mí. Lo tuve durante una semana y le pasé a George, que también lo tuvo durante una semana. Después Colin lo tuvo por una semana y le pasó a Duff Lowe – que lo guardó por 23 años.

John Lowe conservo el único ejemplar del disco y en 1981 intento venderla en una subasta por 5.000 libras. Finalmente Paul McCartney adquirió la grabación por una cifra no revelada.

John Lowe: Antes del mediodía aquel domingo Paul McCartney había llamado a mi madre en Liverpool. Hablamos por teléfono y tuvimos largas conversaciones durante los próximos días porque quería comprar el disco. Yo estaba viviendo en Worcester en esa época y envió a su abogado y su gerente de negocios. Deposité el disco en un pequeño maletín en el banco local de Barclay y nos encontramos en una pequeña habitación que el banco me dejó usar. El trato fue hecho, entregué el disco y todos nos fuimos a casa.

Luego de adquirir el disco McCartney encargo a unos ingenieros la restauración del sonido y ordeno imprimir 50 copias para distribuirla entre familiares y amigos.

In Spite Of All The DangerThat’ll Be The Day fueron editadas en Anthology l en 1995. La versión de Anthology de In Spite Of All The Danger (2:44) es un poco más corta que la original sin editar (3:25).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s