Los Beatles pasan el día con los Byrds, Peter Fonda y un poco de ácido

24 de agosto de 1965 – Durante la gira de los Beatles por Estados Unidos, este fue el segundo día de descanso en una mansión alquilada en Benedict Canyon, Beverly Hills, donde recibieron la visita de varias personas.

Miles de fans rodearon la mansión mientras que otros, con mas recursos económicos, alquilaron helicópteros para espiar a los Beatles.

Entre las personas que visitaron a los Beatles estuvieron; Eleanor Bron, la actriz de la pelicula Help!, Roger McGuinn y David Crosby de los Byrds y el actor Peter Fonda.

En esta ocasión, John Lennon y George Harrison tuvieron su segunda experiencia con el LSD, mientras que Ringo Starr la probó por primera vez. Paul McCartney se abstuvo a la experiencia.

Durante la fiesta, Peter Fonda relató una extraña experiencia. Dijo que cuando tenía 10 años se había disparado accidentalmente en el estómago a sí mismo y que su corazón se paró tres veces. Sé lo que es estar muerto (I know what it’s like to be dead) repetía a cada rato. Esta frase inspiró a John Lennon y compuso la canción She said she said.

John Lennon recuerda: La escribí después de un viaje de ácido en Los Angeles, durante un descanso en la gira de los Beatles, donde nos estábamos divirtiendo con los Byrds y muchas chicas… Peter Fonda llegó cuando estábamos “viajando” y constantemente se acercaba a mí, se sentaba a mi lado y susurraba ‘I know what it’s like to be dead’ (Sé lo que es estar muerto). Estaba describiendo un viaje de ácido que había tenido.

Peter Fonda recuerda: Finalmente me abrí paso entre los chicos y los guardias. Paul y George estaban en el patio de atrás y los helicópteros patrullaban en las alturas. Se hallaban sentados en una mesa, bajo una sombrilla, en un intento algo cómico de resguardar su intimidad. Poco después sacamos LSD y empezamos a drograrnos durante toda la noche y casi todo el día siguiente; todos nosotros, incluyendo los Byrds originales, terminamos finalmente dentro de una enorme bañera hundida y vacía parloteando sin cesar.Tuve el privilegio de escucharlos cantar a los cuatro, de verlos tocar y hacer planes sobre lo que compondrían y lo que lograrían. Que entusiastas eran, que divertidos. John era el mas ingenioso y el mas sagaz. Gocé de solo oírle hablar; en su actitud no había pretensiones. Permanecía sentado, recitando poesía y pensando… que mente asombrosa. Aunque hablaba mucho parecía muy reservado. Era una atmósfera absolutamente “volada”, porque a cada rato encontraban muchachas bajo sus mesas y así de seguido; una de ellas se filtro en la sala de billar por una ventana mientras Ringo, drogado con LSD, jugaba billar con la punta equivocada del taco. ¿La punta equivocada del taco?, decía él. ¿Y que mierda importa?

Esa noche, el director de Capital Records, Alan Livingstone, ofreció una fiesta al grupo durante la cual, les fueron entregados algunos premios.

Durante el mes de agosto de 1965, entre el 15 y el 31, los Beatles realizaron la segunda gran gira por los Estados Unidos y Canadá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s