Brian Epstein inaugura su casa de campo en Kingsley Hill

28 de mayo de 1967 – John, Geroge y Ringo, a excepción de Paul, asisten a una fiesta en la casa de Brian Epstein, en Kingsley Hill en Warbleton, Sussex.

Brian había comprado recientemente la casa por £ 25,000 y la fiesta había sido realizada para inaugurar la quinta y por el lanzamiento del álbum Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band. El camino que conducía a la casa de Brian fue adornada con globos para la ocasión y la mayor parte de la fiesta transcurrió en el Rolls  Royce de John Lennon escuchando la canción de Procol Harum A whiter shade of pale.

Además de los Beatles y sus esposas asistieron amigos y celebridades, incluyendo el compositor Lionel Bart y el ex jefe de prensa de los Beatles Derek Taylor.

Cynthia Lennon recuerda: Brian había organizado una fiesta en la casa de campo que había comprado en Sussex y John y yo viajamos en el Rolls con un grupo de amigos. Durante el viaje todo el mundo consumió LSD y yo, en contra de mi mejor decisión y para llevar el ambiente alegre en el coche, decidí unirme a ellos. Una vez más fue un terrible error.

En la casa de Brian seguía a John por todas partes con la esperanza de que me iba a consolar por que ya había pasado por esto y para mí fue una experiencia horrible. Pero John no estaba de buen humor: él me miró y me trató como si yo fuera un extraño. Me sentí desolada. Arriba encontré una ventana abierta en la habitación, me puse a contemplar y sentí ganas de saltar. Durante unos minutos parecía una solución fácil: un abismo se había abierto entre John y yo… y yo no tenía idea de cómo volver a estar juntos. 

Alguien pronuncio mi nombre en la habitación y el pensamiento fugaz se me pasó. Pero yo estaba deprimida. Por primera vez tuve que considerar muy seriamente la posibilidad de que mi matrimonio no sobreviviría. 

Extractos del libro John de Chyntia Lennon

Durante toda la tarde y hasta la noche se escucho A Whiter shades of pale, intercalada con Sergeant Pepper, por supuesto. Brian encontró algo que le arruinara su diversión. Paul había telefoneado temprano con una excusa impecable y no vendría. De cualquier manera, Brian era profundamente paranoico en cuanto a Paul y con sus emociones magnificadas por el LSD que había ingerido, estaba devastado por su ausencia.

Al crepúsculo se paseaba por la sala de estar y se apoyo dramáticamente en el piano.” Paul … no ha venido” salmodio en voz baja. ” Este día, nada menos… habría debido venir…” John y George, que entonces se encontraban con el en la habitación, se precipitaron al sitio donde estaba para consolarlo”Vamos Brian” , le dijo George abrazándolo, ” ¡nosotros estamos todos aquí, somos buenos amigos y te queremos! “

Extractos del libro Los Beatles Una biografía confidencial de Peter Brown y Steven Gaines

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s