Muere John Lennon

08 de diciembre de 1980 – John Lennon es asesinado a tiros en la entrada del edificio Dakota de Nueva York, donde vivía con Yoko Ono y su hijo Sean. John y Yoko regresaban de Record Plant Studio cuando un individuo llamado Mark David Chapman disparó 5 tiros hiriendo mortalmente a Lennon.

Ese 8 de diciembre, John comenzó el día con un desayuno a las 7:30 am en el café La Fortuna de Nueva York. Luego visitó la peluquería para hacerse un corte de cabello al estilo años 50. Aproximadamente a las 9:45 de la mañana, John y Yoko regresaron al Dakota para dar una entrevista a Dave Sholin, Kaye Laurie, Ron Hummel y Bert Keane para un programa de la RKO Radio Network. Esta entrevista tuvo una duración de casi 2 horas.

Por la tarde la fotógrafa Annie Liebovitz, de la revista Rolling Stone, visitó el Dakota para realizar una sesión de fotos a John y Yoko, desde las 2 hasta las 3:30 pm. A las 5:00 pm los Lennon abandonaron el Dakota con el equipo de la RKO, rumbo a los estudios Record Plant.

8 de diciembre de 1980, John saliendo del Dakota.

8 de diciembre de 1980, John saliendo del Dakota.

Antes de subir al auto, John fue detenido por varios fans que querían un autógrafo. Entre ellos se encontraba un joven de 25 años de edad llamado Mark David Chapman. Lennon firmó a Chapman un ejemplar del Lp Double Fantasy y tras hacerlo, John preguntó amablemente a Chapman: ¿Eso es todo lo que quieres?, y Chapman respondió moviendo la cabeza. Este instante fue fotografiado por un fan llamado Paul Goresh.

John y Mark

John firmando un autógrafo para Mark David Chapman, horas antes de ser asesinado.

John y Paul goresh

John y el fotógrafo Paul Goresh, quien fotografió a John y Mark David el día del asesinato.

En los estudios Record Plant, John y Yoko realizaron mezclas de la canción Walking On Thin Ice. Durante esta sesión Lennon llamó por teléfono a la tía Mimi. Luego el propietario del sello discográfico Geffen Records, David Geffen, se comunicó con John para darle la noticia de que el álbum Double Fantasy fue certificado con el disco de oro. La sesión de mezclas concluyó a las 10:30 pm. John y Yoko tenían pensado ir a cenar en Stage Deli pero finalmente decidieron regresar al Dakota para dar las buenas noches al pequeño Sean de cinco años.

La limusina que traía a John y Yoko de vuelta al Dakota se estaciono en la entrada principal del edificio, sobre la calle 72. Al bajar del auto, Yoko se adelantó e ingresó primero mientras John caminó detrás de ella. Mark David Chapman apareció a espaldas de John y grito: Señor Lennon. Colocándose en posición de combate, Chapman disparó cinco tiros (una bala pasó por encima de la cabeza de John impactando en una ventana) de los cuales 4 impactaron en John. Dos dieron en su hombro izquierdo, otros 2 en el lado izquierdo de su espalda, y la última bala perforó su aorta. John tambaleándose se dirigió a la recepción del Dakota dando 6 pasos, llegó y dijo: Me dispararon, mientras se desplomaba.

Las cintas que Lennon traía consigo (pertenecientes a la sesión de ese día), estaban todas esparcidas por el suelo. El conserje del edificio, Jay Hastings, inmediatamente dio aviso a la policía al mismo tiempo que cubría a John con su uniforme y le quitó las gafas. El portero, un hombre llamado José Perdomo le quitó el arma a Chapman, arrojo al suelo y lo pateo. ¿Sabe usted lo que acaba de hacer?, grito Perdomo, a lo que Chapman respondió con calma: Sí, acabo de disparar a John Lennon. 

Chapman permaneció en la entrada del Dakota. Se sacó el abrigo, el sombrero y se puso a leer su ejemplar del libro The Catcher In The Rye, mientras aguardaba la llegada de la policía. Los primeros policías en llegar fueron Steve Spiro y Peter Cullen, que estaban de patrullaje por la zona. Al llegar vieron a Jay Hastings arrodillado junto al cuerpo de Lennon e inmediatamente le ordenaron que ponga las manos en alto. No es él, gritó Perdomo él trabaja aquí; es él afirmó señalando a Chapman. Los dos policías revisaron al sospechoso en busca de más armas. Lo único que encontraron fue un libro y 2.000 dólares en efectivo. Unos minutos después los oficiales Bill Gamble y James Moran llegaron a la escena del crimen.

Luego contra los deseos de Yoko Ono, Gamble inspeccionó a Lennon para determinar la gravedad de las heridas. Viendo que las heridas eran muy graves como para esperar a una ambulancia, Gamble y Moran subieron a Lennon a la patrullera para trasladarlo al Hospital Roosevelt. El oficial Gamble intento mantener consciente a John hablándolo en todo momento. ¿Estas seguro de que eres John Lennon? le pregunto Gamble; Yo soy, respondió John. ¿como te sientes?, pregunto el policía; Tengo mucho dolor, respondió Lennon.

Detrás del auto en el que iba John Lennon, los seguía otra patrullera al mando del oficial Anthony Palmer y en ella se encontraba Yoko Ono. Al llegar al hospital, Lennon fue llevado directamente a la sala de emergencias por el director médico Stephan Lynn.

El cadaver de John Lennon

El cadáver de John en la morgue

John no tenía pulso y no respiraba. Lynn y los otros dos médicos abrieron el pecho de John y durante 20 minutos le hicieron masaje cardíaco manual para tratar de restablecer la circulación. A pesar de los intentos de los médicos, incluyendo transfusiones de sangre y cirugía por personal altamente especializado, no pudieron salvarlo. El Dr. Stephan Lynn dio por muerto a John Lennon en la sala de emergencias del Hospital Roosevelt a las 23:07 del 8 de diciembre de 1980. El Dr. Lynn informó a Yoko Ono a las 23:15, y en un estado de shock ella pregunto: ¿Quiere decir que él está durmiendo?.

Yoko Ono y David Geffen saliendo del Hospital Roosevelt

Yoko Ono y David Geffen saliendo del Hospital Roosevelt

La causa de la muerte fue reportada como choque hipovolémico, causado por la pérdida de más del 80% del volumen de sangre. Las balas de punta hueca utilizados por Chapman se expandieron al entrar en el cuerpo, causando un daño irreparable a los órganos de Lennon. 

El cadaver de John llegando a la morgue

El cadaver de John llegando a la morgue

Inmediatamente las estaciones de noticias locales y del mundo informaron sobre lo sucedido reuniendo a una multitud frente al hospital Roosevelt y al Dakota. El presentador de deportes Howard Cosell, dio la noticia del asesinato durante la trasmisión de un partido de fútbol diciendo: Esto, tenemos que decirlo. Recuerden que esto es solamente un juego de fútbol, no importa quién gane o pierda. Una inexpresable tragedia nos fue confirmada por ABC News en la ciudad de Nueva York: John Lennon, afuera de su edificio apartamental en el West Side de Nueva York, el más famoso, quizá, de los Beatles, fue disparado dos veces en la espalda, llevado rápidamente al Roosevelt Hospital, y muerto al llegar.

En los estudios Record Plant, el productor Jack Douglas había seguido trabajando en Walking On Thin Ice. Su esposa le informó de la muerte de Lennon a las 23:35. La noticia le provocó un estado de shock y decidió borrar las grabaciones de estudio que contenían bromas entre él y Lennon grabadas ese día. Douglas nunca reveló la naturaleza exacta de esas conversaciones.

Mientras tanto en Inglaterra, en horas de la madrugada, la noticia de la muerte de Lennon llegó a los medios de prensa y Paul McCartney se enteró de la terrible noticia.

Paul McCartney recuerda: Mi manager me llamó temprano en la mañana. Linda había ido a llevar a los niños al colegio. Fue todo tan loco. Dijimos lo que dijo todo el mundo, fue todo borroso. Fue lo mismo cuando lo de Kennedy. El mismo momento horrible, tú sabes. No podías asimilarlo. Aún no lo asimilo. No quiero hacerlo.

Y lo que sucedió fue que escuchamos las noticias esa mañana y, extraño como parece, todos nosotros, los tres Beatles, amigos de John… todos reaccionamos de la misma forma. Separadamente. Cada uno fue a trabajar ese día. Todos nosotros. Nadie podía quedarse en la casa con esa noticia. Todos teníamos que ir a trabajar y estar con gente que conociéramos. No lo soportábamos. Teníamos que seguir. Así que fui y trabajé como todos los días en estado de shock. Más tarde, cuando salía del estudio, había un reportero y saliendo del estacionamiento el metió su micrófono en la ventana y gritó: ‘¿Qué piensas de la muerte de John?’. Yo acababa de terminar un día de trabajo en total estado de shock y le dije: es un fastidio. Pero, tu sabes, cuando ves eso impreso, dice: ‘Si, efectivamente, es un fastidio’ 

Hable con Yoko el día después de que le asesinaran y la primera cosa que dijo fue: «John te tenía mucho aprecio». En la última conversación que tuve con él éramos aún buenos compañeros. Siempre fue un hombre muy cálido. Solía bajar sus gafas, aquellas gafas de abuela, y decía: «Soy sólo yo». La fachada era sólo un muro. Un escudo. Esos son los momentos que más aprecio

Una respuesta to “Muere John Lennon”

  1. Patricia Velázquez Says:

    muy triste volver a leer todo esto, pero algunas fotos nunca vi, gracias por publicar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s