Los Beatles viajan a Bangor

25 de agosto de 1967 – Los Beatles, Cynthia Lennon, Pattie Harrison, su hermana Jenny, Alexis Mardas, Mick Jagger y Marianne Faithfull parten desde la estación de Euston con dirección a Bangor, para asistir a una conferencia de 10 días sobre la meditación trascendental dictada por el Maharishi.

Cynthia Lennon quedo atrapada en la aglomeración y un agente de policía no le permitió cruzar a tiempo la barrera hacia el anden y el tren arranco sin ella. Al día siguiente, Neil Aspinall llevó a Cynthia a Bangor en un viaje que duró unas seis horas. Luego Aspinall fue a ver a unos amigos que vivían en una caravana en el norte de Gales y no asistió a ninguna de las conferencias del Maharishi.

Cynthia Lennon recuerda: Era una mañana soleada cuando salimos. Muy temprano ya estaba lista, pero Pattie, George y Ringo debían ir con nosotros en el auto y llegaron tarde. Cuando Anthony (el chofer de John) se detuvo en la entrada de la estación, nos dijeron que teníamos cinco minutos para abordar el tren. John saltó fuera del coche con los demás y corrió hacia el andén, y me dejó con las maletas esperando que lo siga. Era el resultado de años en que se daba por sentado que los demás se ocuparían de todos los detalles. Lo seguí tan rápido como pude. La estación era una locura, con los fans, periodistas, policías y pasajeros dando vueltas. Luché para abrirme paso a través del gentío pero cuando llegué al andén, mi paso fue obstruido por un enorme policía, que sin darse cuenta de que estaba con el grupo me dijo: “Lo siento, amor, es demasiado tarde, el tren se va”, y me empujó a un lado. Grité para que alguien me ayude. John asomó la cabeza por la ventanilla del tren, vio lo que estaba pasando y gritó:-Dile que estás con nosotros! Diles que te dejen pasar. Ya era demasiado tarde. El tren ya se estaba alejando de la plataforma y me quedé de pie con las maletas, las lágrimas corriendo por mis mejillas. Era terriblemente embarazoso. Los reporteros se agolpaban a mi alrededor, los flashes fueron apareciendo y me sentí como una tonta. Peter Brown, asistente de Brian, había venido a despedirse de nosotros: él puso su brazo alrededor de mí y me dijo que me llevaría a Bangor en coche. “Probablemente vamos a llegar allí antes que el tren”, me dijo, ansiosos por animarme. Pero lo que ni él ni nadie sabía era que mis lágrimas no eran simplemente por haber perdido el tren. Yo estaba llorando porque el incidente era como un símbolo de lo que estaba ocurriendo en mi matrimonio. John estaba en el tren, acelerado hacia el futuro, y yo me quedaba atrás.

Este fue el primer viaje de los Beatles en muchos años sin la presencia de Brian Epstein o sus asistentes Neill Aspinall o Mal Evans. 

Esa noche en Bangor, los Beatles junto a Mick Jagger y Marianne Faithfull fueron a un restaurante chino, el único establecimiento abierto hasta tarde en Bangor. Al final de la comida se dieron cuenta que no tenían suficiente dinero para pagar la cuenta.

Hunter Davies: Fuimos a un restaurante chino en Bangor a cenar – los Beatles, yo, tal vez una o dos personas mas. Cuando nos trajeron la factura no pudimos pagar. El camarero chino sorprendentemente no los reconoció y tenía miedo de que nos marcháramos sin pagar. De repente, George puso su pie desnudo sobre la mesa y abrió la suela de su sandalia, donde había escondido un billete de 20 libras. Los Beatles eran como la familia real. No tenían dinero, no utilizaban el dinero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s