El bajo Hofner de Paul.

Paul McCartney recuerda la historia del bajo Hofner:En los primeros viajes que hicimos a Hamburgo tenia una guitarra Rosetti Solid 7, que era bastante mala. Stuart Sutcliffe abandonaba el grupo y quería quedarse en Hamburgo, así que debíamos buscar un bajista. Y fui elegido como bajista, Stuart me prestó su bajo, así que dejé el piano y me puse de nuevo en primera fila para tocar el bajo, aunque, claro, lo tocaba invertido porque soy zurdo. Adquirí mi bajo Hofner con forma de violín, era un bajo bastante barato, costaba en marcos el equivalente a 30 libras o algo así; mi padre siempre nos había insistido en que no nos endeudáramos, porque no eramos tan ricos. John y George se endeudaron fácilmente para tener unas hermosas guitarras, John tenia una Club 40 y George una Futurama que era como una imitación de Fender y mas tarde varias Gretsch. Luego John tuvo Rickenbakers. Ellos no tenían reparos en comprar a plazos, pero a mi me lo habían machacado tanto que no quería arriesgarme. Así que compré un bajo barato, y fue comprarlo y enamorarme de el”.

McCartney y su bajo Hofner

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s